1ª Consulta gratuita

Cirugía plástica y medicina estética.

Rejuvenecimiento facial

Medicina estética

Rejuvenecimiento facial: tratamiento con toxina botulínica, rellenos faciales, hilos tensores, peeling químico o radiofrecuencia facial.

Toxina botulínica

La toxina botulínica más conocida como BOTOX (nombre de la primera marca que comercializó este producto), se utiliza por su capacidad de producir una relajación muscular. En lo que se refiere a la eliminación de las arrugas faciales, el botox ofrece claras ventajas:
       
  • Evita la cirugía.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Es una técnica prácticamente indolora.
  • Sus efectos son inmediatos y se prolongan entre cinco y seis meses.
  • Apenas tiene contraindicaciones.
  • Raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.
 

La técnica consiste en la infiltración mediante una aguja extrafina de la toxina botulínica en el músculo de la zona que se desea tratar, produciendo su relajación e inhibiendo el movimiento del mismo. De ahí que su aplicación fundamental en estética sea el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir aquéllas que aparecen en el entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos.

Es muy importante que este tratamiento sea aplicado por un especialista conocedor de la anatomía facial, ya que un pinchazo con botox en el lugar equivocado puede generar una expresión no deseada.

Rellenos faciales

Normalmente el envejecimiento viene acompañado de una pérdida de volumen graso, óseo y muscular que produce la aparición de arrugas, surcos y flacidez facial; para solventar estos procesos se utilizan rellenos sobre todo de material reabsorbible en general ácidos hialurónicos o hidroxipatitas cálcicas inductoras de la formación de colágeno.

Existen múltiples posibilidades en función de la edad, el tipo de piel, los hábitos, etc. que tenga el paciente; el doctor te informará que tipo de relleno es el más idóneo para solventar tus necesidades.

Hilos tensores

Se trata de una técnica consistente en la colocación de tensores dérmicos que permiten un tensado cutáneo para corregir la flacidez o ptosis tisular sin necesidad de realizar cortes ni cicatrices, es una técnica ambulatoria con anestesia local que nos permite volver a nuestra rutina diaria de forma inmediata ya que dura entre 30 minutos -1 hora; es una alternativa a un proceso quirúrgico de lifting facial.

La cantidad de hilos a colocar dependerá de las necesidades de cada paciente y las recomendaciones del doctor.

No tiene contraindicaciones y el efecto oscila entre los 24-36 meses de duración.

Peeling químico

Se aplica sobre la piel un determinado agente químico que varía en función del problema a tratar y que en la mayoría de los casos produce una exfoliación de la piel permitiendo así una rápida regeneración cutánea.

Se utilizan para tratar problemas de acné, cicatrices producidas por procesos acneicos, hiperpigmentaciones, melasmas, queratosis, estrías, ojeras, pequeñas arrugas, etc.; o simplemente para dar más elasticidad y luminosidad a la piel o como complemento a otro tratamiento estético como un relleno.

Radiofrecuencia facial

Este tipo de tratamiento se realiza en cara, cuello y escote y permite alcanzar una regeneración del colágeno propio de la piel gracias a una estimulación del proceso de crecimiento celular.

Es un tratamiento totalmente inocuo y ambulatorio que no impide realizar una dinámica diaria normal.

En Clínica Novoa utilizamos el sistema Indiba Deep Care que emite una radiofrecuencia única llamada Proionic® y ofrece tratamientos faciales y corporales agradables y efectivos. INDIBA® Deep Care está indicado para tratamientos de pre/post-cirugía, reafirmación de la piel, remodelación corporal y reducción de celulitis.